Nuevo Fort Navajo

Notas de un lector de tebeos


5 comentarios

IR$ (6) El corruptor

IR$ (6) El corruptor
Guión: Dresberg

Dibujo: Vrancken

Color: Coqueliot

Norma Febrero de 2.010 (Dargaud-Lombard 2.006)

trad: Toni Guiral

48 pags

Tenemos la conclusión del tercer ciclo, o lo que eufemísticamente se denomina arco argumental, que este caso es demasiado rígido, cada aventura son dos álbumes, eso a priori es malo porque deja poco espacio para la sorpresa. Bueno, pues en este se trata de la conclusión de la historia de Sicilia Inc, lo malo es que parte de la idea reflejada a finales del álbum anterior y de este, fuese muy similar a parte de la trama del primer ciclo: el asesino (léase malosa) que toma la iniciativa contra Larry Max.

Aquí conocemos muchas más cosas sobre Gloria Paradise, de su pasado y de su posible relación con el pasado de Larry. Lo malo es que cada vez me estoy imaginando que el guionista pretende ir dándonos un trocito de la intriga, pero al mismo tiempo abrir dos misterios nuevos, al más puro estilo culebrón, o como si fuese la serie de televisión “Perdidos“. Lo malo que tiene este tipo de situaciones, es que acaban quemando al lector y aumentar el cansancio. El caso es que veremos si pasa eso en las siguientes entregas.

En esta historia, me quedo con la impresión de que se finaliza abruptamente para cumplir la dichosa cuota de dos álbumes por historia. Bien podían hacerlos de 96 páginas…porque, a priori Sicilia parecía que podía dar más juego. ¿Será así? El dibujo sigue siendo interesante, aunque solo correcto, pocas escenas de vehículos, y escenas mucho más oscuras con respecto a otras entregas. Por otro lado, a Norma le quedan 5 álbumes para ponerse al día. En año y medio ha sacado seis de esta serie. ¿Se estará vendiendo bien?

En definitiva. Nada nuevo bajo el sol.

Anuncios


2 comentarios

Peter Petrake de Calatayud

Peter Petrake, de los años 70 al siglo XXI

Miguel Calatayud

El patito 2.009

96 págs.

La editorial gallega El Patito ha tenido el acierto de publicar este volumen dedicado a Peter Petrake, el detective que surgió en los años setenta para la revista Trinca. De todos los personajes de Trinca, cuando era jovencito, mis favoritos eran los Guerrilleros y Peter Petrake. Los Guerrilleros a la larga, me aburrieron por lo chusco de sus argumentos. Muchos otros personajes, o no los entendía, me pasaba especialmente con Haxtur y con Andrómeda, no estaba preparado para obras más realistas como El Cid o Manos Kelly (aunque sí me gustaba Blueberry)… pero de todos los personajes de Trinca, siempre he tenido un gran recuerdo para Peter Petrake.

Peter en ocasiones parece James Bond, especialmente cuando lleva la flor en la solapa, pero en la resolución de situaciones, es, como he leído con acierto, más parecido a Roberto Alcázar y Pedrín, es decir, a los héroes patrios que resolvían los asuntos a mamporros. Hostiones ibéricos, vamos. El estilo de dibujo es un estilo plano, caricaturesco con vivos y llamativos colores, que recuerdan los efectos pop o psicodélicos de los inicios de los 70 todo abundante en onomatopeyas y efectos especiales. Todo esto, recuerda como he leído por ahí a las portadas de discos como Yellow submarine. A mí, que mis conocimientos sobre la época están muy lastrados, me recuerda mas a la película del grupo Los Bravos llamada Bring a Little Loving. Sin duda contemporánea, o probablemente con las mismas influencias.

La edición presente, abarca todas las aventuras de Peter, es decir: Las máquinas del doctor Destrucción, Fin de fiesta, Viaje al subconsciente, La vuelta del doctor Destrucción, El pez de acero y el inconcluso Pop carrusel. Lo notable de esta edición, es que Calatayud, con gran acierto plantea diversos finales para Pop carrusel, en un relato llamado Ciudadano Petrake. Las pastas son blandas y la impresión más que aceptable. El precio para mi gusto, un pelín caro, pero la verdad es que es el mismo que cobran por la enésima edición de las historias de Hugo Pratt, y el buen Hugo es un maestro, pero Peter Petrake es mucho Petrake. Lo que quiero decir es que no me ha escocido tanto como los de los álbumes de Norma, entendiendo que es un producto mas minoritario.



Deja un comentario

Holmes Libro 1

Holmes Libro 1

Luc Brunschwig y Cecil

001 Ediciones (2.009)/Futuropolis 2.008

Traducción: Elia Maqueda

80 pags.

Después de comentar Luxley, me decidí a comprar otra de las novedades de 001, aunque fuese en el abominable formato jibarizado. La diferencia es notable. Si bien Luxley se podía leer bien, la entrega de Holmes costaba cierto trabajo digerir debido fundamentalmente al relato. Si bien Luxley tiene mucha mas acción, en Holmes el tritmo es de otro tipo. La historia es francamente atractiva, y está protagonizada por el doctor Watson. Holmes aparentemente ha muerto combatiendo al profesor Moriarty en las cataratas Reichenbach. Mycrof Homes le dice a Watson que la lucha con Moriarty es una invención de Sherlock, y la familia del Moriarty amenaza con demandar a Watson si publica la historia. Por ello, Watson, junto con Wiggins, intentan descubrir la verdad, sumergiéndose en el futuro y en el pasado del genial detective.

Sin duda, un título al rebufo de la película, pero a los que somos admiradores del gran detective de Baker Street no hará disfrutar de un apasionante relato. Lástima el proceso de jibarización, porque deja el título muy castigado. Destacar que casi toda la aventura está en sepia, con ocasionales viñetas a color….


5 comentarios

Semanario Strong (1)

Durante dos capítulos, vamos a comentar sobre el semanario Strong, que se editó a finales de los sesenta e inicios de los setenta como alternativa a la que ya empezaba a ser hegemónica, la Editorial Bruguera.

Antes de que Strong comenzase su andadura, el material de la revista Spirou de Dupuis, se publicó en España de forma irregular, destacando en los años 1.963 y 1.964 las revistas Cavall Fort y L’Infantil, que publicaron el material en catalán, mientras que en 1.964 la revista Chío, que ya hemos comentado en otra entrada, lo hizo con algunas personajes, como Poussy, Rantaplan, Siblina, el viejo Nico, etc). Sobre la publicación en álbumes, Toray (1.963) publica las aventuras de Luky Luke y más tarde, Jaimes libros (1.964) lo hace con otros personajes, destacando Las Aventuras de Espirú y Fantasio.

Así en 1.969 el grupo Argos lanza una revista (semanario juvenil) que va a competir en los comienzos de la etapa dorada de ventas y expansión de Bruguera. El semanario se va a nutrir principalmente de material de Dupuis, complementado con algunas historias de autores españolas y material de “redacción”: pasatiempos, literatura, divulgación, etc. Respecto al material de Spirou, no se publicaban las series de dibujo más realista, como Jerry Spring o Buck Danny. La revista a menudo tenía regalos para los lectores, en forma de puzles serializados o posters. Más adelante tuvo un pequeño suplemento participado por los lectores.

Tras un periplo de 90 números y tres almanaques, es decir unas tres temporadas, la revista cerró. Hay quien dice que fue por las presiones ejercidas por Bruguera a nivel de distribución en los quioscos, para evitar una competencia. Durante la existencia del semanario se ponderó la posibilidad de lanzar otra revista con material del Correire dei Piccoli y Pilote, pero al final la decisión no se consideró.


En dos entregas vamos a tratar de comentar lo que se publicó en la revista. La razón de hacerlo en dos capítulos se debe a lo variopinto del material y los diversos cambios editoriales. En esta entrega nos vamos a ocupar de los 45 primeros números, y en la siguiente el resto y los almanaques.

Había una serie de secciones más o menos fijas, principalmente de divulgación, enciclopedia Argos, pasatiempos etc. En la divulgación destacamos la literaria, con muy buen gusto, y en pleno franquismo dedicaron sendas páginas dedicadas a Lorca, Alberti, Miguel Hernández y a Machado. Un noticiario con curiosidades, y una característica muy habitual era ofrecer puzles por entregas, posters de los personajes, y una hoja en el interior con la participación de los lectores.

En cuanto a los contenidos, una parte de la revista consistía en historias auto conclusivas, de las que solo dos eran fijas: Quique y Lucio (Boulle et Bill de Roba) y Gastón el gafe (Gaston Lagaffe de Franquin). El resto eran de aparición ocasional. De estas se publicaron en los primeros 45 números: Genaro Artificio, inventor de oficio de Walthery; Marcos Jaleo de Tilleaux y Francis; El ladrón de los marsupilamis de Franquin; El clic y la sirena de De Gieter; La gran carrera (Le grand course) de Walthery; Bobo el puma de Gos; Barbanegra de M. Remacle; Pierrot y la lámpara de Peyo; Odiseo de Deliege; Pepe Presidio (Bobo) de Deliege; Lucky Luke de Gosciny y Morris; Leon Tartana de Jidehem y Sofía de Vicq y Jidehem.

Respecto al material nacional, todo era de forma auto conclusiva, y su aparición era muy inestable, justo como las series auto conclusivas de Dupuis. Destacamos: Cosmo y Nauta de González; Los Cronos, una serie de Ray Ferrer y Enrique Abad; Una del dichoso Oeste, los Turistas y otros de Pedro Alférez; Severiano y Severino de Juan Potau y Castillo; Arturito King de Alberto Solsona, y varias incursiones de Pañela y Francis. De cualquier firma, las que gozaron con más continuidad fueron Los Cronos, Severino y Severiano y Arturito King.

Las historias por entregas eran lo mejor de la revista, durante los primeros 45 números se publicaron abundantes historias, muchas de ellas también vieron la luz en forma de álbum.

De Denis y M. Remacle, se publicaron dos álbumes del vikingo Ultrason (Hultrassson) estas fueron: ¡Dame un susto vikingo! Y Utrason en Escocia. Ambas historias se editaron posteriormente en formato álbum. También de Marcel Remacle se publicó por entregas Su majestad se desvela, correspondiente a la serie de El viejo Nick.

Del personaje de Gosciny y Morris, Lucky Luke, uno de los pilares de la revista, salieron La Diligencia, Juana Calamidad, El Petimetre y Alambradas en la pradera. Una representación de la mejor época del vaquero

El otro puntal de los relatos por entregas, lo constituyeron los Pitufos de Delporte y Peyo (Les Schtroumpfs) de ellos se publicaron las siguientes historias: El huevo y los pitufos, El falso pitufo, El pitufo número 100, Los pitufos negros y El Pitufísimo. También corresponde con la mejor época de los personajes. Como curiosidad, reseñar que el nombre de “pitufos” nació en esta revista. También se publicó con el título La flauta de 6 pitufos la aventura de Jano y Pirulit donde aparecían por primera vez los pitufos. A mí me encanta la viñeta al estilo last stand del Gran Pitufo y los pocos que quedan ante la carga de los pitufos negros. También de Peyo se publicó de Benito Sansón la historia Los taxis rojos.

Por último, y con una esplendida portada en el comienzo de su publicación de la serie La Pandilla de Vicq y Roba, la historia La pandilla en Escocia.

El mes que viene seguiremos comentando los 45 últimos números y los tres almanaques.


Deja un comentario

Luxley (1)

Luxley Volumen 1
– El ojo maligno

– Santa Inquisición
– La sangre de París

Valérie Mangin y Francisco Ruizgé

Le mauvais œil
Sainte
Inquisition

Le sang de Paris

001Ediciones 2009 (MC Productions 2.005-2.006-2.008)

Trad Elia Maqueda

160 pags

Debo decir que he dudado mucho a la hora de comprarme este tomito. Por un lado si bien el planteamiento inicial de la serie y lo que había leido por ahí me habían dejado totalmente decidido. Por otro lado un factor de peso en contra: es un comic jibarizado, es decir reducido de tamaño, que a algunos nos cuesta mucho trabajo de leer. Además, sus autores no han concebido su obra a este tamaño. ¿Quién sabe quien fué el maldito editor que inventó este engendro? Si hasta mi adorado Joan Navarro, lo utiliza…
Bueno, esas eran mis impresiones iniciales, tambien algún comentario negativo que había leido por ahí…pero…tengo que decir, que a pesar de los pros y de los contras, al final, no me pude resistir y lo compré. Ni que decir que no me he arrepentido, la encuadernación es bastante robusta, a pesar de la pasta blanda -si hay que abaratar, la pasta blanda no me desagrada- y no solo robusta, sino que es flexible como Dios manda. El contenido, aunque no es una obra maestra, es bastante entretenida: un guión bastante ameno, unos personajes muy complejos, con unos límites entre los clásicos buenos y malos muy imprecisos, y unos dibujos bastante adecuados con un estilo realista a cargo del valenciano Ruizgé
En fin, a mí me ha gustado, y he pasado un rato agradable leyendolo, que de eso se trata, y si puedo, me llevaré el tomo de Holmes.


4 comentarios

Las aventuras de Spirou y Fantasio de Fournier (2)

Las Aventuras de Spirou y Fantasio: Fournier (2)
Tora Torapa
El amuleto de Niokolo-Koba
Sidra para las estrellas
Les Aventures de Spirou et Fantasio
Tora Torapa
Le gri-gri du Niokolo-Koba
Du cidre pour les étoiles
Jean Claude Fournier
Planeta 2.010 (Dupuis 1.973-1.975-1.976)
Trad Mireia Rué
150 pags
Si bien nuestros comentarios sobre la anterior entrega del Spirou y Fantasio de Fournier, que finalizarán en el próximo volumen, nuestra impresión sobre este tomo es mas positiva, no obstante Planeta sigue empeñada en la rotulación con letra microscópica, que desvirtúa éste tipo de ediciones, que por relación calidad precio no están nada mal.
Sobre el trabajo de Fournier, decir que Tora Torapa, salvo por los interesantes recursos gráficos, en el tema del guión, es el mas flojo de los tres relatos, pues predominan los gags sin sentido a los que fué tan dado Fournier en los tres anteriores episodios. El protagonismo de “El Triángulo” con sus extraños líderes, toca ya a su fin, y como no hay múltiples reseñas a la “Z” como es natural en esta serie. Se salva el digno tratamiento que se le dá a Zorglub, que es el auténtico héroe del relato.
El siguiente relato, “El amuleto de Niokolo-Koba” en el que Spirou y Fantasio se ven acompañados de Ororea (un clon de Seccotine), es mas interesante, pues parece que se controla mas en los gags sin sentido, y plantea una trama con algo de suspense, ya que es un verdadero misterio adivinar quién es el villano, y esta vez no es el socorrido Zantafio.
Por último, y para mi gusto, la muy superior Sidra para las estrellas, aunque presenta un dibujo un poco mas inferior a los otros dos, ya que parece algo mas apresurado, tiene el gran acierto de hacer volver a nuestros héroes a sus origenes, es decir a Champiñac, donde no falta ninguno de los champiñaquense con su alcalde a la cabeza. En tal escenario invadido de militares y de lugareños cabreados, con bastantes guiños a “Hay un brujo en Champiñac” y a “El turista del Mesozoico“, logra un album bastante bueno.
En resumen, aunque no está a la altura del gran maestro Franquin, es una edición bastante digna de un trabajo en el que Fournier va encontrando su sitio en la serie. Muy recomendable.